READING

Un sabio consejo: Ramón Horacio Barba

Un sabio consejo: Ramón Horacio Barba

Levantarse temprano todos los días, laborar jornadas exageradamente extensas los 7 días de la semana, ganar poco o nada, tocar miles de puertas, endeudarse y sentir aún así que no obtienes los resultados que esperabas, eso es emprender.

Mucho se habla de la importancia de fomentar el autoempleo en sociedades en desarrollo como la de Aguascalientes, y con justa razón, pues en su conjunto los emprendimientos son uno de los brazos económicos más importantes para la entidad.

En el estado, las mipymes representan casi 60 mil Unidades Económicas, generan 70% del empleo y son 30% del Producto Interno Bruto del estado.

A la mayoría de las personas les gustaría abrir su propio negocio pero el temor a lo desconocido, sumado a una reducida esperanza de vida, muchas veces no les permite intentarlo.

En Innovación Económica nos dimos a la tarea de recoger el sabio consejo de aquellas personas que han prosperado en el complejo mundo del emprendimiento y que inspiran a otros a transformar el mundo. En esta edición: Ramón Horacio Barba Orozco.

Horacio Barba es un empresario con una trayectoria de más de 35 años; estudió Ingeniería Civil en la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), trabajó en diversas empresas de la construcción antes de decidir convertirse en su propio jefe.

En 1985 fundó GC Peasa, una empresa dedicada a ofrecer soluciones integrales con innovación y confiabilidad para el sector de la construcción.

Desde entonces, su arduo trabajo y su constante preparación le han permitido convertirse en uno de los empresarios con mayor trayectoria en la entidad. Horacio también se ha desempeñado como presidente de la Comisión Laboral de Coparmex Aguascalientes, presidente de la Junta de Gobierno en la Universidad Panamericana Campus Bonaterra, vicepresidente de Desarrollo de Emprendedores (DESEM), Consejero Endeavor, y presidente del Comité Consultivo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Para él, emprender es algo para lo que se ocupa vocación, pues los retos a los que se enfrenta quien renuncia a un puesto en una empresa para abrir la suya propia son muchos y muy diversos. 

“Necesitas mucha fuerza para poder afrontar barreras como la incertidumbre, que es más fuerte cuando vas iniciando porque no conoces prácticamente nada de cómo funciona un negocio; Hacienda, seguro social, clientes, mercadotecnia…”, menciona. 

4 consejos para la nueva generación de jóvenes empresarios

Constancia: Cuando tienes una idea y crees en tu sueño, lo más importante es perseguirlo. Es difícil mantenerla pero el motivante es la meta. Si te encuentras una fosa frente a tu meta, construye un puente o bien rodeala, pero siempre llega.

Trabajo: Es probable que tengas buenas ideas, pero si no las trabajas nunca se van a materializar, esa es la única forma de alcanzar el éxito. Procura que ese gran proyecto traiga beneficio para la sociedad porque sin eso la generación de riqueza no tendría razón de ser.

Apoyo: Es fácil perder la motivación y abandonar un sueño. Las universidades e incluso la familia son un gran incentivo para que los emprendedores puedan echar a andar sus proyectos. Es una chispa que debe prenderse desde que estamos en la escuela, no estudiar para sacar una buena calificación sino para realmente aprender. 

Abrirse a nuevas ideas: A nivel mundial la economía pasa por momentos complicados, días de tormenta. La incertidumbre en este momento es algo que detiene mucho la inversión en los diferentes negocios pero eso mismo es también una oportunidad, se están abriendo nichos interesantes, ahí es donde los nuevos emprendedores tienen que voltear. 


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.