READING

Sextante: La productora que busca impulsar el teat...

Sextante: La productora que busca impulsar el teatro local

Las artes escénicas y en especial el teatro, siempre han necesitado de la colaboración e integración de distintas disciplinas. Detrás de cada función existe un gran número de mentes y manos que orquestan grandes obras en directo, un trabajo de meses para la chispa del momento.

“Conjuntar creatividades, construir desde lo creativo y administrativo” es como lo describe Carlos Rocha, quien desde hace poco más de tres años comenzó a interesarse por la manera en que se gestan y construyen estas producciones.

En la producción, ha trabajado desde lo público y lo independiente, tanto con algunas instituciones gubernamentales, grupos de teatro y compañías independientes. Por ejemplo, con la compañía Ultima Fila participó como productor en distintas obras, entre las que destacan, Estudio de una Depresión, Un Tren para la Luna y, más recientemente, Manual para sobrevivir al verano. Con instituciones, ha trabajado en proyectos para jóvenes audiencias, o para público general, entre otros.

Con la experiencia que obtuvo en estos proyectos, e integrando su especialidad en Gestión Cultural, Carlos comenzó a cuestionarse y repensar cómo podría impulsar la profesionalización y distribución de esta industria de gran potencial, lo que dio inicio a Sextante Producciones, un espacio para la producción escénica y la promoción cultural.

Lee también: “6 empresas que impulsan la economía naranja en el estado




“…Pensé en que era importante realizar dentro de un esquema o consolidar lo que hacía, darle un nombre, pensar en la marca y en un futuro a dos o cinco años, porque normalmente los proyectos que ya están producidos su gran problema es que presentan 10 funciones y eso es todo, hay mucho dinero, esfuerzo y tiempo invertido para dejarlo ahí. Lo que me interesa con Sextante no solo es la producción de espectáculos, sino ofrecer la posibilidad de moverlos, hacer giras y distribuirlos” comenta Carlos.



Expectación, convivio y poiesis corporal

Es un hecho que la pandemia nos comprometió a voltear la mirada hacia las industrias creativas, pues estas eran las que daban sentido y un respiro a nuestro día a día durante el confinamiento. Así mismo, quienes se desempeñaban en ellas, tuvieron que repensar sus quehaceres artísticos o sus procesos dentro de las grandes cadenas de valor que crea esta industria en sus varias vertientes.

El teatro no fue la excepción, si bien surgieron varios formatos y propuestas interesantes, para Carlos el público y la puesta en escena presencial es lo que le da sustancia a esta disciplina y aunque es bien sabido que los cupos no siempre son tan numerosos,es esa crisis, lo que le da el carácter de resistencia:



“En la pandemia fue complicado porque el teatro es convivio presencial, Jorge Dubatti dice: es expectación, convivio y poiesis corporal. El teatro tiene una incidencia muy bonita en lo social, y hacer que nos podamos mirar los ojos y compartir algo. Desde ese lugar, también es la importancia de la teatralidad en este momento en el que también estamos muy heridos después de la pandemia, de muchas pérdidas y de revelar cosas no se si escondidas pero que a veces no tratábamos en lo psicológico, mental, en la manera en que nos relacionamos,  y el teatro va a  ayudar en eso, creo que esa es la cosa tan bonita que va a repensarse y tratar de pensarse con otras personas.” concluye Carlos. 


RELATED POST