READING

Los cinco pasos que llevaron a José Hernández a co...

Los cinco pasos que llevaron a José Hernández a conquistar el espacio

La vida de José Hernández Moreno -uno de los primeros astronautas de sangre mexicana en llegar a la NASA- requirió de grandes aprendizajes de superación personal para poder alcanzar sus sueños. Su padre, de origen mexicano, trabajaba en Estados Unidos como jornalero y conforme José fue creciendo, le compartió el gusto por el mismo oficio. 

Pero, ¿cómo un agricultor puedo llegar al espacio? Esa es una de las preguntas que más le han repetido a José desde que su historia comenzó a ser compartida en distintas partes del mundo. En su conferencia en Aguascalientes con motivo de la celebración del 50 aniversario del alunizaje por parte del IDSCEA, respondió al mismo cuestionamiento con cinco pasos que le recomendó su padre para que, sin importar el contexto en el que vivía, pudiera alcanzar cualquier sueño que se fijara. Aquí los repasamos: 

1. Define tu meta

Pareciera que es el paso más sencillo. Decir “quiero ser astronauta”, “quiero tener mi propia empresa”, “quiero ser ingeniero, médico, abogado, etc”. Sin embargo, la seguridad con la que definimos nuestras metas es lo que realmente importa para poder alcanzarlas. Hay que creer que, sin importar qué tan lejos estemos de ellas, podremos lograrlas. 

Esa fue la estrategia que se fijó José, quien apenas siendo un niño estaba seguro de que sería astronauta y comenzó a leer toda clase de libros, artículos y noticias que lo hicieran enriquecerse y asegurarse de que la astronomía sería su principal pasión. 

2. Reconoce a qué distancia estás 

Hay que sentar cabeza para materializar un “sueño” y convertirlo en un plan de vida. José Hernández trabajaba recolectando frutas, verduras y hortalizas; sin embargo, fue consciente de que ahí era donde se encontraba y que para llegar a la NASA tendría que atravesar por diferentes momentos, lugares y espacios. 

Si la distancia por recorrer es larga, no hay por qué desanimarse. Por el contrario, esto significa que nuestra meta involucrará un camino de mayores retos, pruebas, aciertos y errores que por ende, se convierten en más aprendizajes. El conocimiento que esos momentos dejarán es invaluable. 

3. Marca tu camino

Una vez visualizado el camino a recorrer, es importante marcar vías alternas, rutas rápidas, retornos y otros recursos que nos ayuden a superar los “baches” que implica la vida. En este punto, José Hernández fue fiel a la filosofía de su padre y consciente de que en ocasiones le tocaría atravesar por caminos más difíciles que otros. 

Años más tarde, se dio cuenta de que esas rutas lo llevaron a prepararse más,  generar mayores conexiones y desarrollar más habilidades de las que tenía pensadas. La historia se cuenta sola, pues el día de hoy, además de astronauta, es investigador y científico. 

4. Alimenta tu educación

Pese a que los padres de José no pudieron estudiar como habrían deseado, trabajaron arduamente para que sus hijos obtuvieran todo el conocimiento posible y se desarrollaran académicamente. Sin duda, ese es uno de los agradecimientos más grandes que el ex astronauta mexicano ofrece a su familia, puesto que la preparación fue lo que lo llevó a alcanzar sus objetivos. 

A sus 12 años, José comenzó a estudiar inglés para poder tocar las puertas de instituciones educativas de Estados Unidos. Cursó una ingeniería en la Universidad del Pacífico en California e hizo un posgrado en Ingeniería Eléctrica, aunado a una exitosa carrera como ingeniero y científico en el Laboratorio Nacional de Lawrence Livermore, donde trabajó en el desarrollo de un láser de Rayos X. 

5. Persevera y haz las cosas con pasión 

Cuando José le planteó a su padre la idea de que quería ser astronauta, éste le respondió que debía de hacerlo con la misma fuerza con la que arrancaba las frutas y verduras de la tierra. Con ello, quiso transmitirle que a todo habría que inyectarle mucha pasión; una filosofía que el ex astronauta mexicoamericano siguió durante su trayecto en el espacio. 

Hernández explica que su solicitud a la NASA fue rechazada en más de diez ocasiones, pero pese al desaliento que esa situación podría provocar, optó por seguir intentándolo. Sin duda, esa resiliencia lo llevó a consolidar su sueño y convertirse en un astronauta recordado y querido por la comunidad científica de todo el mundo.


RELATED POST

  1. Jose Hernandez se puede platicar con tigo ya que estoy interesado en desarrollar un proyecto

    • Rocio

      1 junio

      Le estoy leyendo este artículo a mi hijo quien tiene 11 años y desde muy chiquito dice que quiere ser presidente de Estados Unidos, èl nació aquí pero somos de origen venezolano. Se lo leo y juntos visualizamos ese momento y se me acelera el corazón. Andrés, asi se llama mi hijo siempre hace comentarios de cosas que le gustaría hacer. El camino es largo y pesado pero si él desea eso yo lo apoyaré aunque no me agrade el medio político. Jode Hernandez es y será inspiración para muchos por muchas generaciones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.