READING

Los antiguos hoteles de Aguascalientes: Los mesone...

Los antiguos hoteles de Aguascalientes: Los mesones

Los mesones son establecimientos públicos con ciertas características típicas, donde se sirven comidas y bebidas, conocidas por dar hospedaje y servir platillos caseros, estos lugares históricos y antiguos son referentes de la hospitalidad y gastronomía mexicana antigua.

Actualmente todavía hay algunos mesones que nos remontan a tiempos y sabores pasados, sin embargo hoy conoceremos los primeros y más conocidos del Aguascalientes antiguo.

Te puede interesar: Así fue como empezaron las cantinas en Aguascalientes

Cuatro cuadras al poniente de nuestra calle de Oriente está el Mercado San Antonio, a un costado en la antigua calle de las Ánimas, que hoy en día es la conocida calle Valentín Gómez Farías, estaba el Mesón De Jesús.

Poco más adelante del mercado, en la calle Cinco de Mayo, antigua de Tacuba, se encontraba el Mesón El Buen Viaje, que posteriormente se convirtió en un sitio cultural distinto: el Cine Rex.

Cine Rex Aguascalientes.

En la Calle José María Chávez, conocida en la antigüedad como la calle El Obrador, estuvieron los mesones Cornejo y el Refugio, mesones ubicados en lo que hoy es Plaza Patria.

También el predio que hoy ocupa el Teatro Morelos, fue hace muchos años el Mesón Amo.

Los últimos tres mesones más conocidos de la historia de Aguascalientes estaban ubicados en tres calles distintas, uno en la segunda calle de Pedro Parga, antes de Apostolado, otro en lo que algún día fue la Garita de Zacatecas, y el tercero y último en la famosa calle Guadalupe, este llamado Providencia.

Todos estos mesones fueron los hoteles de tiempos anteriores al automóvil. A estos llegaban los viajeros que pedían un cuarto para dormir y un lugar para alguno de los corrales que siempre tenían estos establecimientos, donde pasaban la noche sus cabalgaduras, ya se tratara de burros o caballos.

Posteriormente varios de estos cuartos se convirtieron en bodegas en las cuales se comercializaba fruta, verdura, legumbres, hortalizas y productos típicos mexicanos como piloncillo, y más platillos de la región.

El día de hoy si mencionamos un mesón se nos viene a la mente un lugar para comer platillos típicos mexicanos, con un sazón casero, y una elaboración casi artesanal, sin embargo ya sabemos que antes los mesones eran más que un estilo distinto de restaurante, son el antecedente de lo que actualmente conocemos como hoteles.