READING

La antigua estación de trenes que ahora es un muse...

La antigua estación de trenes que ahora es un museo

En 1911 cuando el país se encontraba en conflicto debido a la revolución, se construyó la estación del gran complejo ferrocarrilero en Aguascalientes, un inmueble de estilo colonial californiano de dos aguas, en teja roja, con andenes, sala de espera, fonda, área de venta de boletos, oficina de telégrafos, bodega, oficinas, entre otras cosas. 

 Fue en 2003, cuando se decidió convertir esta estación y el antiguo almacén de carga en el Museo Ferrocarrilero, en él que a lo largo de los años se han llevado a cabo exposiciones e instalaciones como Morse: El telégrafo en el ferrocarril, Testimonios Ferrocarrileros y Extra extra: Accidentes Ferroviarios, que buscan acercar a los visitantes e hidrocálidos a este tan importante patrimonio industrial, no solo de Aguascalientes, sino de todo América Latina. 

El simple hecho de visitar y estar dentro de estos dos edificios históricos es toda una experiencia, el más antiguo de ellos se trata del almacén de carga construido en 1871 y la que fue la primera construcción del estado en utilizar cemento para su cimentación. 

Para entender la importancia de este almacén, debemos de tener en cuenta el contexto histórico y la forma de vida de los hidrocálidos por aquellos años. La llegada del ferrocarril a Aguascalientes, fue todo un hito, por aquellos años era muy poco común que las personas salieran de su lugar de origen, ya que no eran muchos los transportes a los que se podía acceder. 

La mayoría de los trenes eran siempre compartidos entre el área de pasajeros y carga, pero esto no suponía que aprovechando su viaje, los pasajeros no se transportarán con un gran número de mercancías, lo que dió origen al almacén de carga. Fruta, artesanías, queso, leche y ganado esperaban también ser recogidos en esta área, por esta habitación pasaron un sinfín de artículos, objetos, animales y hasta cadáveres, pues no había otra forma más sencilla de transportar el cuerpo de los fallecidos de otros estados. 

Lee también: “Historias que cuenta cada rincón del Complejo Tres Centurias

Cabe destacar que esta no fue la primera estación del complejo, pues existió un inmueble previo ubicado más al sur, hecho totalmente de madera, sin embargo este desapareció sin dejar ningún vestigio.

Restauración y valor arquitectónico 

En tu próxima visita a este museo observa muy bien los detalles y estructuras del edificio, por ejemplo,  las armaduras del techo están hechas de madera y son originales de la época, así como el sistema de puertas.  El sitio también tiene dos básculas grandes, donde se pesaba toda la mercancías, ambas se conservan en su lugar original. 

Un gran número del mobiliario de este museo, también formó parte de esta gran industria, incluso algunas sillas aún conservan el sello de inventario del ferrocarril, haciendo posible vislumbrar diferentes etapas históricas a través de los muebles.

Después de una gran labor de restauración puliendo varias capas de pintura, también se logró restaurar el color original del exterior de la estación, un tono muy característico del ladrillo cerámico. 

Aunque actualmente, se está a la espera de una nueva exposición en el área del vestíbulo, no dudes en ir a visitar este gran recinto que te transportará a otra época que sin duda marcó la pauta industrial de todo un país.  


RELATED POST