Higos Mitawa, un cultivo de poca agua

En los últimos años se han estudiado las condiciones del suelo y la viabilidad comercial de diversos cultivos agrícolas para que con el equipamiento adecuado, sumado a la vinculación entre universidades y productores, puedan generar rentabilidad económica para el estado.

Gracias a la estrategia de reconversión productiva implementada por el Gobierno del Estado, hoy los productores cultivan alrededor de 12 nuevos productos que se cosechan en más de 1 mil 500 hectáreas en la entidad, y que ya se comercializan alrededor de México  y el mundo.

El higo es uno de estos nuevos productos con los que Aguascalientes ha incursionado. A través del Programa de Reconversión Productiva, 22 productores del estado están impulsando el cultivo de higo, por lo que ya cuenta con una superficie plantada de 15 hectáreas, de la cual 60% ya está en su primera cosecha.

Héctor Guillermo de Anda Ávila, dueño del Rancho Mitawa y director de la marca del mismo nombre, es uno de los productores más destacados. Luego de 45 años de ser un rancho lechero, hace dos años Héctor decidió transformar por completo su modelo de negocio al apostar por el cultivo de un producto que fuera nuevo en el mercado hidrocálido y que tuviera un gran potencial de crecimiento; se decidió por el higo gracias al apoyo y asesoría que le brindó la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial (SEDRAE).

En primera instancia, se invirtieron 750 mil pesos para dos hectáreas. La SEDRAE brindó apoyo en coparticipación la infraestructura para la instalación del macrotúnel y con las plantas. De junio a la fecha han producido tres toneladas de higo que han podido acomodar principalmente en tiendas “California” y agropecuarios.

“Nos decidimos por el higo, porque aquí en Aguascalientes no se daba la planta y quisimos ser pioneros. En nuestra investigación nos dimos cuenta que el campo local tiene gran capacidad para el desarrollo pleno de esta fruta, que necesita mucho sol y casi no ocupa agua. En este segundo año constatamos la calidad del suelo y el clima propicio para cultivar”, explica Héctor Guillermo de Anda Ávila.

Héctor comenta que su incursión a la producción de higo ha sido de la mejor manera posible, pues cuenta con el respaldo de la SEDRAE para garantizar la calidad del producto.

En el Rancho Mitawa se cultiva sólo con productos orgánicos, una tendencia de la industria agroalimentaria a nivel mundial, además la planta se protege con un ground cover, una tecnología que permite obtener un fruto completamente limpio. 

El higo que se cultiva en el Rancho Mitawa pesa en promedio 39 gramos, pero también se han dado de hasta 60 gramos. Según el empresario, el objetivo es llegar a un fruto con mínimo 45 gramos de peso, uno de los requisitos principales para la exportación. 

Rancho Mitawa cerrará el 2020 con una producción cercana a las cinco toneladas, de las cuales la mayoría se venderá en Aguascalientes, el resto se comercializará con valor agregado en forma de mermelada, pay y galletas en México, San Luis Potosí y Monterrey.


RELATED POST