READING

El taller de cerámica que busca reivindicar la may...

El taller de cerámica que busca reivindicar la mayólica hidrocálida

La loza blanca o mayólica es una cerámica tradicional que fue traída por los españoles en el siglo XVl y que cobró especial relevancia en tres ciudades de la República Mexicana: Puebla, en la que fue llamada talavera, Guanajuato y Aguascalientes. 

En el estado, el barrio de Guadalupe fue de los últimos puntos en dejarla de producir a finales de los años 80 ‘s, pero su influencia y tradición quedó impregnada en la identidad de todos los aguascalentenses. 

Hace diez años, preocupado y con especial interés en esta técnica y labor artesanal, Iván Pugga, egresado de la Universidad de las Artes comenzó su proyecto de rescate de la mayólica hidrocálida. El artista y emprendedor explica que desde su formación en tal universidad, siempre tuvo especial interés en este material y una vez que comenzó a laborar en el Centro de Artes Oficios pudo iniciar su acercamiento de una manera más directa. 

“Comencé con la práctica, y una vez me metí de lleno obtuve una beca de Conaculta en rescate de patrimonio cultural, a partir de ahí seguí con la experimentación y elaboración de la cerámica, también con la técnica en alta temperatura que es una línea más reciente, que ya se ha ido fusionando con la más tradicional, pero ya con elementos, piezas y objetos ornamentales, un poco más contemporáneos.” 

Iván explica que el concepto de cerámica con el que trabaja es de autoría, es decir no produce cerámica a volúmenes industriales, ya que su idea es conservar la cuestión artesanal y crear colecciones más pequeñas y exclusivas. 

Después de varios años laborando en este Centro de Artes y Oficios, Iván se percató que mucha de las personas que asistan a los talleres, lo hacían con el propósito de autoemplearse, por lo que Iván tuvo la inquietud de crear capacitaciones complementarias poder llevar este oficio a más personas y enseñar más a fondo el proceso, es decir la elaboración de la cerámica, las pastas, esmaltes, las cocciones “al igual que el deshilado, es una técnica que busco no se pierda, que llegue más allá y en un futuro se siga conservando.” comenta Iván. 

Por lo que hace cinco años inició su propio taller de cerámica, en el que emplea a varios jóvenes con formación en arte y diseño industrial. Su idea es poder llevar estas capacitaciones a comunidades e incluso crear alianzas con los municipios para que las personas perciban este oficio cómo una fuente de ingresos, a la par de que se conserve esta rica tradición, las técnicas propias del estado y se impulse la industria de la cerámica artesanal. 

Aunque ya cuentan con un espacio físico en el barrio de la Purísima, recientemente Iván recibió un apoyo por parte de la Secretaría de Desarrollo Económico para adquirir equipo y maquinaria y hacer crecer este proyecto de rescate. 

Contacta a Iván a través de sus redes sociales @IvanPuggaartecerámico


RELATED POST