READING

El empresario que redefinió el concepto de taller ...

El empresario que redefinió el concepto de taller mecánico y franquició una marca nacida en Aguascalientes

“Cuando escuchas el término “taller mecánico” inmediatamente viene a tu cabeza la imagen de un lugar sucio, desordenado, sin una estructura definida, sin procesos claros… Nosotros quisimos hacer la diferencia”, comenta Javier Torres, director operativo de Greyhound, un centro de servicio automotriz que, a poco más de 3 años de formalizarse como marca registrada, ya es uno de los principales referentes en el estado y la región en temas de reparación y cuidado automotriz.

Sus inicios datan de 1978 cuando su fundador Juan Antonio Torres, padre del actual dueño, estableció un taller de mofles (“Galgo”) que destacó de su competencia por la implementación de herramientas e instalaciones innovadoras para la época, tales como rampas hidráulicas, una dobladora de tubos electrónica, máquinas soldadoras de microalambre, entre otras.  

Tras muchos años de ocupar un importante lugar en el mercado, Javier adquiere el negocio y emprende una nueva era para el taller. Bajo la dirección de Javier, se amplió el concepto del negocio, incluyendo nuevos servicios, una organización distinta, más personal, más infraestructura y hasta un nuevo nombre.

“Hasta hace poco nuestro nombre era Galgo, decidimos cambiarlo por la evolución que empezamos a tener. Antes reparábamos solo el sistema de escape y después empezamos a incluir nuevos servicios de mecánica rápida hasta llegar a lo que somos ahora. En Greyhound reparamos todo en el mismo lugar, somos casi un taller completamente integral”, comenta.

“La Secretaría de Desarrollo Económico nos apoyó para poder adquirir nuevas maquinarias, recibimos un crédito de SIFIA y con eso modernizamos y actualizamos nuestro centro de servicio. A partir de ello varios de los colaboradores de la SEDEC nos mandan sus vehículos particulares”, añade.

Greyhound ofrece programas integrales de mantenimiento automotriz como son: servicios de afinaciones, frenos, reparaciones de motor, eléctrico, electrónico, suspensiones, transmisiones estándar y automáticas, cambio de aceite, mofles, radiadores, llantas, lavado de motor y carrocería, detallado automotriz y próximamente contará con hojalatería y pintura.

En este centro, el proceso de servicio es bastante peculiar: Primeramente se le abre una orden de servicio al cliente, el vehículo pasa por una evaluación, se cotiza un presupuesto y se pide autorización para la reparación, una vez autorizada se solicitan las nuevas piezas al jefe de compras y se procede a instalarlas. En todo momento hay comunicación directa y personalizada con el cliente a través de medios como WhatsApp.

Actualmente Greyhound es una marca con reconocimiento nacional al tener presencia en Aguascalientes, Campeche y muy pronto en Ciudad de México y Monterrey. En la entidad tienen una productividad de 60 servicios semanales que en temporadas llegan a 80, por lo cual se está trabajando la posibilidad de abrir sucursales y vender franquicias a todo el país. “Quiero que haya un taller de estos en cada ciudad de México”, comparte.

Parte de su éxito se debe a la implementación de la metodología japonesa de las 5s la cual se refleja en la limpieza permanente de las estaciones de trabajo, el orden y estandarización de los servicios, la continua mejora de las condiciones de trabajo y del personal, así como la atención a clientes. Pero también lo son las certificaciones, esta empresa cuenta con ISO 9000 en calidad, está calificado con 5 estrellas por AMAVe y CESVI.

“Trabajamos para la plataforma Element que maneja mantenimiento a muchas empresas, con ellos trabajamos alrededor de 4 mil talleres en toda la república mexicana y en 2019, cuando nos vinieron a hacer una auditoría, quedamos en primer lugar a nivel nacional con el 98% de cumplimiento”.

“Yo creo que todas las personas tenemos un sueño, el mío era convertirme en un empresario, no quería ser un mecánico del montón. Este sueño fue construido con estudio y preparación, pero sobre todo con disciplina, sin eso nada funciona. Los japoneses dicen que los mexicanos podemos ser más inteligentes que ellos pero nos falta disciplina.

Dicen que tarde o temprano la disciplina vencerá a la inteligencia y yo creo que esa es la clave del éxito”, concluye.