READING

El 2020 nos invitó a hacer un cambio del ellos a n...

El 2020 nos invitó a hacer un cambio del ellos a nosotros: Miel de la Cruz

Como bien sabemos este año, siendo uno de los más atípicos y desafiantes de las últimas décadas, nos tomó por sorpresa. Empezando el 2020, todos teníamos grandes objetivos que poco a poco tuvieron que ser pospuestos o adaptados a las nuevas circunstancias, o desde un modo más positivo incluso algunas personas y empresas utilizaron este gran reto como una oportunidad para crear nuevos proyectos. 

Este es el caso del negocio apícola de Miel de la Cruz, quien no perdió tiempo ni desistió en este año tan duro, Jorge Eduardo Avila, mejor conocido como “Buqui” fundador de la empresa comenta que una vez se dieron cuenta que esta situación se prolongaria más de lo esperado comenzaron a pensar nuevas formas de seguir con sus ventas, pero más importante aún brindar un apoyo para la sociedad. 

“…la vida tiene que continuar y teníamos que ver la pandemia como un reto, comenzar a ver cómo le hacíamos para distribuir miel a domicilio, entrar en redes sociales,plataformas digitales, fue el momento de despertar la creatividad ¿Como hacer para responder a estas interrogantes que plantea la pandemia?” comenta Jorge. 

El productor y también sacerdote comenta que sentía un gran compromiso por sumar en la cuestión emocional, pues notaba a las personas muy tristes “comencé a marcarles y estar más al pendientes, más allá de la mercadotecnia y venta, era hacer un contacto más humano con ellos, hacerlos saber que como persona te interesan” agrega Jorge. 

Así mismo, era consciente de que su producto podría beneficiar y ser un factor importante para la salud de las personas, ya que la miel fortalece el sistema inmunológico y respiratorio. “Quería ofrecerles un producto para cuidarse y prevenir frente a la pandemia” 

Así que lo primero que implementó Jorge en su negocio, fue la organización de rutas alrededor de la ciudad para repartir miel a domicilio, además de incursionar en Amazon y Mercado Libre. 

No conformes y sin dejar que la crisis sanitaria fuera un impedimento, pero siempre en las medidas correspondientes, durante este año De la Cruz comenzó la construcción de su planta de miel e incursionó en el mercado estadounidense. 

“El 2020 nos invitó a hacer una transformación del ellos a nosotros, comenzar a vernos como humanidad, comunidad, la pandemia nos dio la posibilidad de sentirnos más cercanos, y que nadie está exento, sentir que estamos en el mismo barco, todos corremos el mismo riesgo y ante estos extraordinarios, respuestas extraordinarias.” finaliza Jorge. 


RELATED POST