Echar raíces en el campo nuevamente

A pesar del nulo desarrollo que ha registrado la economía del país, el campo no deja de crecer: fue el único sector económico que presentó un crecimiento en 2019 (2%) y, por ende, es el sector que está levantando la mano por México.

Por esto no es raro que cada vez más jóvenes decidan apostar por el campo y desarrollarse en alguna actividad relacionada con la agricultura, ganadería o pesca, e incluso también están trabajando para darle valor agregado a los productos agropecuarios con el fin de mejorar la calidad y poder exportar.

Ahí retenemos a tanto joven. Estamos viendo que muchos jóvenes están apostándole al campo porque anteriormente se nos iban al extranjero. Ahorita ya vemos a mucho joven por la reconversión de cultivos y por que hay generación de empleos”, comentó Gerardo Ortiz, representante del Distrito de Riego 01.

Éste es uno de los beneficios que varios productores detectaron que tienen los programas de apoyo al campo, que en este año sumarán 28. La Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial de Aguascalientes (Sedrae) está enfocando sus esfuerzos en la tecnificación y modernización de los quehaceres agropecuarios, así como de la plantación de nuevos cultivos, los cuales sean más rentables para los productores.

La gente lo está viendo con buenos ojos y, sobre todo, que el apoyo que se está dando por parte del Gobierno del Estado, aprovechando la tecnificación del Distrito de Riego 001. […] Con esto vemos que muchos jóvenes se están arraigando en el campo. Los cultivos tradicionales no los vamos a dejar de hacer definitivamente; pero sí tenemos que ir viendo alternativas”, mencionó Carlos de la Cruz Padilla, presidente del Sistema Producto Espárrago.

Estos programas que fortalecen al sector primario, porque apoyan el aumento de la eficiencia, la calidad y la productividad, características que hacen atractivo a cualquier negocio, son un aliciente para las nuevas generaciones, para que decidan quedarse en el campo y contribuir a la mejora tanto de productos como de procesos.

El arraigamiento, eso es lo que nos beneficia, que nuestros hijos quieran andar con nosotros y no quieran andar en una fábrica. El lograr tener un apoyo, algo que sea negocio para la familia hace que nuestros hijos nos quieran ayudar. Cuando ven que va la cosa caminando, les dan ganas de ponerse a trabajar. Nos da gusto que las nuevas generaciones apuesten por el campo, manifestó José Romo Castañeda, presidente del Sistema Producto Maíz.

La inversión total de estos programas es de más de 170 millones de pesos. Algunos están destinados a la reconversión productiva, al mejoramiento genético de ganado, sanidad animal, adquisición de cintilla, implementos agrícolas, adquisición de paneles solares para el sector pecuario, entre otros.


RELATED POST