READING

Después de la Pandemia, ¿Qué salvará a nuestra emp...

Después de la Pandemia, ¿Qué salvará a nuestra empresa?

Una colaboración de Jesús Alfredo Cruz Pérez, Consultor DICOI

Tus clientes ya no quieren que les vendas. La época del vendedor que hostigaba para vender, ya se ha acabado (gracias a Dios), ahora lo que el cliente quiere es comprar, ¿y tú que estás haciendo para ayudar a tu cliente a que logre su objetivo?

Dentro de esta nueva época, nos hemos dado cuenta que los clientes nos compran por 2 razones: tienen necesidades que no han podido resolver, y tienen problemas que les duelen, así que si tu producto o servicio puede cubrir esas 2 razones, entonces estás más orientado a las necesidades y problemáticas reales de tus clientes.

Ya que estamos definiendo nuestro contenido, podemos seguir diciendo que ya no ofrecemos productos o servicios, ahora lo que hacemos es ayudar a que los clientes puedan comprar y que puedan vivir experiencias formidables, para que al final ellos mismos se conviertan en nuestros embajadores (de nuestra marca) y nos ayuden a poder a llegar a más posibles clientes.

Así está la clave del éxito de las empresas post covid-19, el generar experiencias formidables para nuestros clientes, y ¿cuál es la herramienta que podemos usar? La calidad y la calidez en el servicio.

¿Cómo que calidad y calidez?

Sí, y a la calidad no me refiero a las cosas, sino a las personas. La calidad no está en lo que hacemos, sino en quienes somos, grandes seres humanos generarán grandes cosas. Y ahora la calidez, de qué me sirve que el producto tenga calidad, pero te lo entregue de mala forma, o con una cara de perro bulldog estreñido (o cara de cicle aplastado), en la forma en cómo te lo entrego marcará la gran diferencia entre como tú lo percibes y tú tomarás la decisión, ¿comparto este producto o servicio con mi comunidad? Yo como oferente de servicios, quiero que nos compartas con tu comunidad, para así poder lograr ventas en caliente, y no en frío que son muy invasivas.

Te comparto el método ACE, que te ayudará a generar clientes de por vida.

Comencemos con la Actitud.

La actitud es un acto muy importante en la vida. Tenemos 3 variables para ser exitosos, una es nuestros conocimientos en el tema, que tan bien preparados estamos, los estudios que hemos hecho, etc, segundo tenemos todas esas habilidades que hemos aprendido a lo largo de los años, es llevar ese conocimiento a la práctica, inclusive podemos encontrar personas con gran habilidad pero sin conocimientos, y por último llegamos a las actitudes, algo que no suma, sino que multiplica tu éxito. Si un empleado no sabe, ¿qué hacemos? Lo enseñamos, y si no puede hacerlo, ¿lo ayudamos?, pero si al final de cuentas no quiere hacer ¿qué hacemos? Pues lo damos de baja, contra la ignorancia e incapacidad podemos hacer mucho, pero nada contra una pésima actitud.

No podemos ser unos títeres, los cuales estamos basando nuestro actuar, o como nos han tratado en otros trabajos, o como nos han tratado nuestros padres, llega un momento en la vida que nuestro nivel cognitivo, nos tiene que guiar a tomar decisiones, buenas o malas, pero al final de cuentas, tomar una decisión.

¿Cuáles son los actitudes que van a generar un servicio de excelencia y de calidez? Los podremos checar en los siguientes valores, y acciones:

Escucha atenta, empatía, sonrisa, iniciativa, resolución de conflictos, humildad, honestidad, congruencia.

Quien las debe de vivir primero, deben de ser los jefes, ellos enseñan más con sus acciones que con sus palabras.

Ahora pasamos a la siguiente letra de esta acrónimo ACE.

Comunicación, es algo muy importante en poder generar clientes de por vida. La base de la comunicación es la escucha, pero no cualquier escucha. Debe de ser una escucha activa sensorial, pues necesitamos basarnos en todos nuestros sentidos, y no solamente con los oídos debemos de escuchar, sino también con nuestros ojos, nuestra presencia y los demás sentidos.

La real comunicación debe de comenzar con nuestros clientes internos, que son nuestros colaboradores. ¿Cada cuando retroalimentamos a nuestros colaboradores? Y si es que los retroalimentamos, ¿lo hacemos de forma positiva?

Te invito que llenes de V.E.S.O.S a tus colaboradores, diles cosas Verdaderas, Específicas, Sinceras, Oportunas, y Siempre hazlo, no solamente cuando necesites algo (en mi canal de videos de youtube explico más sobre este sistema de comunicación positiva).

Y llegamos a la última letra que es el Esfuerzo.

Si queremos seguir adelante después de esta contingencia, nos tenemos que esforzar más de lo que nos lo piden, tenemos que ver el negocio como nuestro (aunque no lo sea), si el negocio cierra, pues lo más lógico será que pierdas tu fuente de trabajo. Tener un trabajo es una bendición y más cuando haces lo que te gusta.

El esfuerzo debe de surgir del colaborador, es dar ese plus que ve a traer beneficios no solamente a la empresa, sino a él mismo. Un empleado que trabaja con esfuerzo no está esperando la retroalimentación positiva de su cliente, hace lo que es correcto, porque es correcto, solo así.


RELATED POST