Conejo, una gran oportunidad de negocio

Orejas largas, ojos grandes y una nariz que parece no dejar de moverse… ¿quién puede resistirse a los conejos, esos pequeños a los que muchos caracterizan como tiernos?

Pero estos animales son más que seres para acariciar; las distintas formas en las cuales pueden comercializarse los hacen bastante atractivos. Seguramente, lo primero que se puede pensar al momento de verlos como negocio es su venta como mascotas, pero eso es apenas el comienzo.

Su carne, que es considerada magra y muy saludable, es otro producto que puede venderse. Si bien en México este alimento no es muy común, los cunicultores continúan haciendo promoción de las bondades que tiene, con el fin de promover su consumo entre la población.

Además de que es mucho más barata que la carne de bovino, la carne de conejo contiene entre 20 a 25% de proteína, es altamente digestible, baja en grasa y en colesterol. Se caracteriza por ser tierna y rica en vitamina B, proteínas y sales minerales.

En Aguascalientes, los más recientes esfuerzos para crecer el número de consumidores de este alimento son la organización del Festival del Conejo (que se realizará en mayo, en Tepezalá) y la certificación Tipo Inspección Federal del rastro cunícola, acciones realizadas por la Asociación Ganadera Local Especializada de Cunicultores de Tepezalá.

Otras oportunidades de negocio que brindan los conejos son la fabricación de accesorios con su piel (gorros, guantes, llaveros, etcétera) y la venta de su excremento, el cual muchos lumbricultores compran y muelen para comercializarlo como abono.

En Aguascalientes, la producción anual de gazapos asciende a 40,000.

 


RELATED POST