LEYENDO

¿Cómo armar un plan de negocios apto para adquirir...

¿Cómo armar un plan de negocios apto para adquirir un crédito?

Solicitar un crédito para tu empresa puede ser un proceso complicado cuando no tienes una buena base para guiarte y hacerlo correctamente. Sabemos que muchas veces los requisitos tienden a ser tardados o no quedan del todo claro, pero debes de ser consciente de que tu esfuerzo por cumplirlos se verá reflejado en resultados positivos para tu negocio.

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), a través del Sistema de Financiamiento de Aguascalientes (Sifia), te hace recomendaciones para atender uno de los principales requisitos que la mayoría de las financieras pide a tu empresa: un plan de negocios. ¿Cómo documentar estructuradamente a la empresa que quieres constituir y a la que quieres invertirle capital? Te lo decimos en cinco pasos:

Presenta a tu empresa

Engloba cuatro puntos principales: portada, carta introductoria, índice y resumen ejecutivo. Estos elementos dan una imagen inicial sobre los contenidos que aborda tu plan de negocios, así como un breve contexto de lo que hace tu empresa. El resumen ejecutivo es clave, y debe de responder a preguntas como:

  • ¿Qué producto o servicio ofrece y qué problema/necesidad atiende?
  • ¿Cuáles son sus principales fuentes de ingresos, competidores y clientes?
  • ¿Quiénes conforman el equipo directivo?
  • ¿Cuál es el estado actual del proyecto?
  • ¿Cuánto dinero se busca obtener impulsarlo?

Una recomendación que te puede ser muy útil es que invites a varias personas a leer tu resumen antes de concluirlo. Todos deben de comprender el negocio fácilmente, por lo que tu presentación debe de captar su atención y motivarlos a leer el plan completo.

Explica tu organización y su mercado

Ahora sí, es tiempo de formalizar lo que hace tu empresa a través de un documento. Debes de comenzar plasmando la misión que tiene, sus objetivos, las personas que la conforman y los clientes que busca captar. Es importante que hagas un análisis detallado del mercado en el que se enfocará tu empresa y su tamaño; apóyate en números y estudios para comprobar la viabilidad que tu producto o servicio tendrá sobre él.

Asegúrate de que tu negocio esté enfocado al mercado y no al producto. Antes de que la gente te dé dinero, debe comprender cómo tu producto o servicio será recibido por el mercado, así como los beneficios que ofrece al mismo. Temas como ventas estimadas, alcance del producto o servicio (local, nacional, internacional) y análisis de la competencia darán un buen sustento a este aspecto.

Describe tus procesos

La información sobre el estado actual de tu producto y servicio es fundamental para saber dónde estás parado. Esto va desde explicar las etapas de fabricación hasta sus vías de comercialización; es importante describir el tipo de instalaciones que tienes, el equipo que utilizas y la fuerza de trabajo que requieres, así como los retos a los que se puede enfrentar tu empresa.

Es recomendable que en esta etapa te apoyes de alguna asociación dentro de la industria para conseguir ayuda con el desarrollo de tu producto o servicio. Una vez que tengas todo el proceso claro, descríbelo con gráficas y tablas que puedan ilustrar de forma visual la producción de tu negocio.  

Dale color y forma

Las ventas y la mercadotecnia son un factor esencial que presta rentabilidad a tu negocio. Por ello, es importante que expliques si utilizarás fuerza de ventas para la empresa o algún tipo de canal mercadológico para comercializar su producto o servicio; en esta etapa puedes proponer algún tipo de promoción, descuento u otras políticas especiales.

Un punto que no debes pasar por alto es tener claro la diferencia entre ventas y mercadotecnia. El primer tema se enfoca en cómo hacer llegar los productos a las manos del cliente, mientras que el segundo busca educar a los clientes potenciales sobre su producto o servicio.

Haz un balance financiero

Para que tu empresa aspire a un apoyo económico es fundamental mostrar cuánto dinero necesita y de qué fuente busca obtenerlo. Esta información la engloba una herramienta contable llamada “Flujo de Efectivo”, que describe la variación de entradas y salidas de dinero en un periodo determinado.

Hacer un estado de resultados también puede ser útil para clarificar las finanzas de tu empresa. Ahí se muestra que la empresa tiene potencial para generar dinero a través de sus ingresos, costos y gastos. Realizar un balance general también apoya ese objetivo, ya que calcula el valor neto de la empresa durante cada año.

Algunas recomendaciones extra para formular correctamente tu plan de negocios son exponer siempre tus problemas y riesgos, tener un plan de acción y, sobretodo, prestarle tiempo y dedicación al momento de elaborarlo. Es imposible hacerlo de la noche a la mañana, así que tómate tu tiempo.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al usar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web.

INSTAGRAM
CONÓCENOS MEJOR