READING

Cómo Angie se convirtió en embajadora de la cienci...

Cómo Angie se convirtió en embajadora de la ciencia de Aguascalientes

Con solo 17 años Angie Silva Borja se convirtió en una embajadora de la ciencia de Aguascalientes al llegar a la etapa internacional de Expociencias, un programa que promueve y difunde los esfuerzos de investigación realizados por estudiantes de todo el mundo.

Como parte de una materia del colegio Angie desarrolló un trabajo académico de investigación, el cual orientó hacia el tratamiento de la gastritis, un padecimiento causado por la infección con la bacteria Helicobacter pylori que afecta al 50% de la población mundial y al 80% de los mexicanos; conforme su investigación fue avanzando se dio cuenta de que el brócoli es un remedio natural para la gastritis, pues las propiedades de esta verdura actúan contra la bacteria:

“Me encontré en diversos sitios web que recomendaban el brócoli y ciertos alimentos más, pero en ninguno te explicaban por qué, así que investigué y me salieron noticias sobre estudios de un compuesto llamado sulforafano; una noticia me llevó a otra y sin percatarme me adentre en cosas más específicas”, menciona.

A partir de este punto, Angie comenzó con la búsqueda y el estudio de artículos científicos para comprender más sobre los aspectos relacionados a su proyecto y luego de estudiar las propiedades antimicrobianas de un compuesto del brócoli llamado Sulforafano determinó que un zumo elaborado con este puede ayudar a combatir el padecimiento.

“De los resultados se obtuvo un halo de inhibición de igual potencia que el de un medicamento certificado y esto nosotros lo consideramos muy bueno porque es un proceso con materiales de bajo costo que pueden ser accesibles para un gran número de personas, especialmente en México donde no todos pueden tener acceso a un servicio de salud pública”.

Su exitosa participación en la etapa local y nacional de Expociencias la llevaron a Hong Kong Student Science Proyect Competition, en Pak Shek KoK.

“Nos fuimos mi asesora y yo a Hong Kong, fue un cambio cultural muy grande, aprendes de las otras escuelas, de cómo enseñan, qué enfoques tienen, entre otras cosas. La mayoría de los proyectos presentados estuvieron enfocados a temáticas locales y aprendí mucho sobre los otros países”, comparte.

En un futuro a Angie le gustaría poner a prueba el proyecto con seres vivos para determinar los efectos que pueda tener en la mucosa gástrica y si los resultados son positivos podría llegar hasta la consolidación de un producto.

Expociencias promueve la participación de niños y jóvenes de todas las instituciones educativas y de cualquier nivel, en actividades científicas, tecnológicas, de investigación, innovación y divulgación que se ofrecen, con el fin de despertar el interés en estas áreas y así fomentar un mayor número de vocaciones científico-tecnológicas en el estado.

Sobre Expociencias, Angie comenta que “fue una experiencia muy padre” pues conoció a muchas personas que tienen un interés en la ciencia como el tuyo, ves que hay muchas ideas buenas y también me sorprendió que había proyectos de niños chiquitos que estaban aplicando lo que aprendían para ayudar a la sociedad de alguna manera.


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.