READING

Aguascalientes despega a nueva industria

Aguascalientes despega a nueva industria

A inicios del 2018, Aguascalientes cambió su política económica para poner una nueva apuesta sobre la mesa: diversificar. Un diagnóstico del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del CIDE mostró que la industria aeroespacial podría ser una llave para expandir la economía, con lo que se creó un nuevo rumbo para hacer “despegar” al ecosistema empresarial.

Al asistir a la feria industrial Hannover Messe 2018, la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDEC) consolidó ese camino. Sostuvo un encuentro con representantes de TechBA, -un programa de aceleramiento tecnológico internacional para pequeñas y medianas empresas-, con quienes valoró las oportunidades de insertar a Aguascalientes en la cadena de valor de la industria aeroespacial.

El titular de la SEDEC, Luis Ricardo Martínez Castañeda, dialogó con Eugenio Marín, CEO de TechBA Aerospace, sobre formar una alianza para desarrollar proveeduría local. Esto llamó la atención de la consultora aeroespacial, que compartió la misma visión y detectó en Aguascalientes grandes oportunidades para impulsar esta industria:

Coincidimos con su visión y nos dieron la confianza para realizar una estrategia de análisis. Vimos un ecosistema muy bueno en el ramo automotriz, por lo que buscamos que empresas que pertenecían a ese sector migraran al aeroespacial, explica el directivo de TechBA.

A partir de ese momento, Aguascalientes y sus empresas se colocaron en el radar de la industria aeroespacial nacional e internacional. TechBA analizó 81 empresas aguascalentenses para determinar sus fortalezas y áreas de oportunidad, de las que quince fueron seleccionadas para comenzar su proceso de diversificación. En poco tiempo, su crecimiento ha sido exponencial.

Una puerta a la especialización

Si algo caracteriza a la industria aeroespacial es la proyección que brinda a las empresas para evolucionar, innovar y, sobretodo, desarrollar una visión comercial vanguardista. “Es uno de los aprendizajes más importantes. En este sector se aprende a vender y captar clientes estratégicos”, indica Eugenio Marín.

De acuerdo con el especialista, este mercado es uno de las más crecientes pese a las crisis o vaivenes económicos globales. Refiere que su demanda sigue creciendo año con año, requiriendo capacidades, servicios y localización en distintas partes del mundo; principalmente en México, cuya ubicación lo sitúa al lado del principal consumidor de aeronaves: Estados Unidos.

Es un sector que ha crecido a doble dígito los últimos diez años con proyecciones muy asentadas, ya que hay pedidos de hasta 43 mil aeronaves de aquí a 2036. El mundo aún no tiene la capacidad de cubrir esa demanda, lo que significa que hay un modelo de negocio disponible para ser aprovechado”, resalta el director de TechBA Aero.

Pese a que México es uno de los países más atractivos para el sector aeroespacial, Marín considera que requiere elevar su competitividad de inmediato para no quedarse en el camino ante naciones como Tailandia, Marruecos, Turquía y otros países de África del Norte y Europa, que han tenido un gran desempeño dentro del mercado.

Para evitar ese escenario, según el directivo de TechBA, es necesario fortalecer el clúster aeronáutico del país sumando las capacidades de cada estado y complementándose entre sí. “Aquí ya no se compite entre estados sino con otros países. Cada entidad puede ser complemento de otra, sólo requerimos redireccionar esas capacidades de forma colaborativa”.

La Alianza del Centro – Bajío – Occidente creada bajo iniciativa de los gobiernos de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí responde precisamente a la necesidad de cooperación de la industria aeroespacial. Marín destaca que unirse ha sido un gran acierto de los cinco estados, ya que es un camino que rompe barreras y genera derrama y desarrollo sostenido:

“En un mercado como éste se requiere de mucha colaboración y compartir buenas prácticas. Si cambiamos de chip y conducimos esta industria no por estados, sino por regiones, el crecimiento será más acelerado. La estrategia del Bajío es sin duda una gran apuesta que puede impulsar el sector aeroespacial a una mayor escala”.

El nuevo actor de la aeroindustria

Aguascalientes se ha sumado a un proyecto de desarrollo nacional en el que también participan otros doce estados de la república: Baja California, Ciudad de México, Chihuahua, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Sonora y Tamaulipas.

En conjunto, estas entidades buscan posicionar a México como una potencia de la industria aeroespacial generando condiciones óptimas para captar a los clientes más importantes del mundo. Aguascalientes será un punto clave para lograr esta estrategia, ya que sus ventajas competitivas son justamente lo que este gran sector está buscando:

Contamos con un ecosistema empresarial unificado, una ubicación que nos hace ser un punto de logística ideal, pero sobretodo, un talento sumamente competitivo y preparado para atender los retos de cualquier industria. Hay grandes capacidades para lograr ser punta de lanza en esta industria , apunta el secretario de Desarrollo Económico, Ricardo Martínez.

El análisis de TechBA muestra que las empresas aguascalentenses tienen diversas fortalezas, entre las que destacan su inversión en innovación y tecnología -el 89% de las proveedoras evaluadas lo han hecho por lo menos una vez-, una alta capacidad de respuesta al incremento de demanda, espacio para expansión y conocimiento de la tecnología de Control Numérico por Computadora (CNC).


RELATED POST